cesta
Hay 0 artículo en su cesta
Total 0.00€
Ver mi cesta
France
fr en
België
fr en nl
Portugal
pt en
United Kingdom
en
Luxembourg
fr en
Italia
it en
Deutschland
de en
Schweiz
Österreich
de en
Nederland
nl en
España
es en
United States
en

La historia de dunlop

Creado en 1965 por Jim Dunlop Sr, la pequeña empresa familiar de California se hizo saber primero con accesorios para la guitarra cuyo famoso capodastre constituye lo más avanzado (y no la base como lo hubiéramos podido pensar al principio). Pero la familia Dunlop presenta un gran sentido del negocio y, con el tiempo, sabe cómo enriquecer su catálogo de numerosos y varios accesorios; como el mítico pua tipo concha de tortuga pero de plástico de verdad bautizado Tortex. En efecto, Jim Dunlop ya se había dado cuenta desde los años 60, que se encontraba poca variedad de puas; ¡eran flexibles o duros nada más! Imagina entonces, no sólo la declinación del grosor, sino también el darle una forma original. El éxito de la pequeña empresa fue motivado por la declaración de un famoso músico de jazz en una entrevista, que precisa que debe todo su juego de guitarra a su pua. De allí salió un artículo de tres páginas en una famosa revista de música con el título: « ¿Es necesario utilizar este pua para tocar bien? » Y aunque la respuesta de Jim Dunlop Sr no tiene ninguna ambigüedad (« ¡Claro, qué no! »), no se necesita más para suscitar la fama de estos modelos y hacerlos necesarios. Además, cuando Vox/Thomas Organ atribuyen a su primera pedal wah-wah el cariñoso apodo Cry Baby, ¡no se les parece útil depositar el nombre! Que fue de inmediato retomado, para no decir chupado sin vergüenza, por numerosas firmas como Jen de Italia que lo explotó con diferentes denominaciones. Y cuando al final de los 70 la moda de la wah-wah se deslumbró, Jim Dunlop se apresuró de depositar este nombre, para conservar el nombre vintage que sigue siendo, hasta hoy en día, el símbolo de este efecto. Pero el business no se detiene en tal progresión y la empresa compra, poco a poco, Dallas Arbiter, Rockman, Fasel, MXR y Way Huge entre otros. Con una política de venta extremadamente agresiva, un marketing eficaz con colaboraciones de artistas elegidos con cuidado, Dunlop Manufacturing sigue aún hoy día sinónimo del pedal wah con una declinación particularmente inteligente de la Cry Baby original.